HERTZflimmern: el atractivo riesgo de sufrir una fibrilación auditiva

Por Rafael Romandía

Fibrilación es lo que significa la palabra alemana «herzflimmern». Bastó intervenir la primera parte de la misma y convertirla en el prefijo más utilizado para medir la frecuencia de ondas y vibraciones -los mega y los kilo le serán familiares- y así nombrar a una serie de eventos de música electrónica celebrados con motivo del Año Dual México-Alemania, y en particular orden del año cívico, a uno que sucederá el con pretexto de las 6 décadas de música electrónica en México, en el marco del aún vigente año dual, que no se rige en inicio y final por el calendario convencional, y que verá su fin en mayo próximo: HERTZflimmern

Una de las fibrilaciones más comunes es la auditiva, causada por un transtorno de ritmo del corazón en el que las fibras musculares comienzan a contraerse de manera desordenada y asincrónica. La música electrónica particularmente puede resultar un detonante de ello para quien padezca de problemas cardiacos. Para quien no, el riesgo es mucho menor y por tanto más viable una celebración de este tipo que, por poner sólo un ejemplo, contará con la presentación de una pieza sonora en honor al legendario Karlheinz Stockhausen.

Es el mismo Stockhausen quien pudiera servir de referencia para definir el espíritu de un evento como este. Alejado de estereotipos que lo pusieran en un solo lugar, Karlheinz desarrolló una carrera que abarcaba desde la utilización de instrumentos tan clásicos como el piano, hasta dispositivos electrónicos o algoritmos matemáticos, lo que le trajo el reconocimiento de gran parte de la crítica y el sector más ilustrado del gremio musical. A la fecha, sus composiciones se reconocen como una gran influencia tanto para músicos populares como para estudiados del jazz.

Ya sin interpretaciones de por medio, aquí una frase de Stockhausen que bien puede definir, de manera no necesariamente literal, lo que defiende una celebración como esta. El alemán, al ser cuestionado sobre lo que para él es la música, respondió: «el sonido emitido por un ama de casa mientras cocina no es música, pero si yo la grabo, eso ya es música».

De tal forma, y alejado de los nombres que dominan los carteles de los festivales más concurridos en México, y apegado más a una línea que intenta explorar sonidos menos radiofónicos, el HERTZflimmern traza en esta ocasión un line up que carece de encasillamiento, algo común en ellos, porque en él aparecen tanto nombres enraizados que llevan décadas rondando en el circuito de bajo perfil, hasta otros que tienen apenas algunos años intentando abrirse un espacio de escuchas. Todo ello sin un género en común, pero con la idea clara de que la música electrónica no se trata solamente de un asunto de pista de baile.

Un generoso cartel de 10 nombres invitan, más que a bailar, que también, a descubrir que la música, y en particular la electrónica, no se rige por compases de cuatro cuartos y por fórmulas comprobadas para gustar a la multitud.

– UPGRAYEDD SMURPHY

– AAAA

– ITZONE

– KAMPION

– BISHOP

– DJ KLANG

– DECADA 2

– FORD PROCO

– DECIBEL

– MIKROPHONIE I