Panda Bear: el animal anda suelto y trae consigo una odisea auditiva

Por Erick Ortega

Noah Benjamin Lennox, mejor conocido como Panda Bear, nos hace saber que su creatividad no tiene límite alguno. A pesar de publicar en este año su LP Panda Bear Meets The Grim Reaper, el músico viene con mucho más y prueba de ello es su más reciente producción Crosswords. El creador de este monstruo nos otorga este EP, un disco pequeño, pero no por ello tendremos que dejarlo de lado, al contrario, es aquí donde vemos la manera controversial del uso de ritmos y sonidos para un deleite auditivo que siempre nos enreda y nos consume, un sello que es bien recibido por parte de este sujeto proveniente del Animal Collective.

El mini disco que está centrado alrededor de uno de los temas, «Crosswords» e incluye un mix especial de la canción. En total, son cuatro temas, entre los cuales hay una canción nueva llamada «No Man’s Land», una grabación de estudio del tema «Jabberwocky» y dos canciones inéditas llamadas «The Preakness» y «Cosplay». Cada una de estas canciones llenas de energía envolvente, desde la primera hasta el última pieza musical de este corto recopilado es un sumergirse en el oasis del desvarió, hundirse en un lapso de confusión, nadar en este lugar de convicciones.

panda3

El EP está diseñado para ir viajando juntos, autor y receptor, haciendo de esta pequeña travesía una larga odisea que trasgrede toda ley física existente. Sentirse libre y sin límites es lo que se logra al ir viajando a la par del entorno y el beat. Esto es lo único que necesitas para ir de la mando en esta psicodelia de ritmos que solo Mr. Noah puede concretar. Haciendo una comparativa con el sonar de vieja escuela, esa unidad de ruido que Panda Bear logro formar. Lennox a acceder a la formula que pocos como The Beatles eran capaces de concebir. Esta forma de percibir la realidad, escuchar la vida. Es un entrar y salir en este groove de choques sintéticos.

A pesar de que Noah nos hace llegar al éxtasis, ese al que uno llega a experimentar con diferentes modos o sustancias. Esta vez no pierde la oportunidad para lograr esta sensación.
Esta compilación no da apertura a un nuevo disco ni tampoco da un seguimiento monumental a una de sus anteriores producciones. No por ello debemos de darla por hecha o obviarla como solemos hacer muchos al saber que solo se trata de un conjunto de 5 simples canciones.

Como siempre, Mr Noah explora las mundanidades con un sonido parecido al de una voz angelical, aquella que nos da toda una probada de esperanza, como si esta se sirviese en un vaso diminuto de agua. «Crosswords» es algo elevado para nuestros días pesea ser tan diminuto en extensión, tiene unos aires de grandeza que se dificultan al entendimiento. Una sensación poco posible de concebir, no al menos en un estado mental neutro.